Consejos importantes para evitar riesgos visuales ante el uso de dispositivos  electrónico en niños y adolescentes

El uso moderado de estas nuevas tecnologías puede llegar a mejorar el rendimiento en tareas que exigen una determinada atención visual (coordinación ojo-mano, tiempo de reacción, identificación de objetos en movimiento…). Sin embargo, a pesar de los beneficios que podrían tener entre la población infantil y adolescente, debemos recalcar que la utilización abusiva de smartphones, portátiles o tablets puede provocar “fatiga visual” que se manifiesta como irritación, enrojecimiento ocular, ardor, sequedad, picor, migrañas o cansancio. Si no se modifica esta conducta, estos problemas pueden reflejarse de manera negativa en el rendimiento académico del niño y, de seguir así, esta población se verá afectada por la miopía de una manera alarmante.LEER MÁS

Publicado: 12 de Marzo de 2016